Search Tags for archivecollectivemag

architect daydreams
Es difícil llegar a la escena de rock independiente en Japón. En la isla conocida por el manga, la tecnología, el animé o los karaokes el ambiente alternativo es sumamente secreto. Hay pocas bandas y suelen tocar en el sótano o terrazas de edificios en el conurbano de las grandes ciudades como Tokyo, Kyoto o Osaka. Se pasan las fechas y los lugares unos días antes, para que los vecinos no lleguen a poder reclamar por los ruidos molestos. Es tal el respeto que tienen por el silencio, que caminar por el centro de de Tokyo un Lunes a las 2 de la tarde nos puede generar la sensación de estar en el día después de Apocalipsis. El primer recital de rock alternativo al que fui fue totalmente inesperado y gracias a la fotografía. Perdido, no sabía bien en qué barrio estaba después de haber estado caminando por horas. Me hice amigo de un portero que custodiaba un edificio (bastante sospechoso para allá), me llamó la atención su look y le saque una foto con mi cámara analógica Canon viejita. Le llamó la atención la cámara, empezamos a hablar, no sabía mucho dónde quedaba Argentina, le conté que quería conocer algo de la escena alternativa en Japón, alejarme por un momento de las canciones pop que se escuchaban en la calle de Akihabara. Dudó hasta que me hizo pasar y subimos al edificio, estaba abandonado, con paredes blancas (y algunas manchas negras de hongos y humedad). En una de las habitaciones del segundo piso había una exposición de muñecas sentadas en sillas, diabólicas, mirando te fijamente. La música se empezaba a escuchar de fondo. En el cuarto piso una muestra de gatitos de porcelana. En el quinto unos hongos gigantes como los de Mario Bros tapaban la escalera. Abrimos la puerta del sexto piso, habíamos llegado. La sala estaba totalmente insonorizada, había jóvenes tirados en el suelo, danzando, algunos en trance. En el fondo estaba el escenario con algunos fans tratando de tocar los pies de los músicos. Me hizo acordar un poco al furor de los Beatles que vi en algún documental, su fanatismo estaba exaltado. En el escenario, al lado de la banda, dos chicas vestidas con trajes de unicornio bailaban a la par del bajo. Estaba atónito, sumergido en esa escena.
Canon 20D. What? A little over 2 years ago I sold my Fuji Xpro1 and X100 and fully converted to film. I always shot a roll now and then but this was my first time completely moving to one medium. Lately I had been thinking I should embrace all mediums of imagery possible.. so not knowing what digital cam I wanted to start with, I saw this old 20D for next to nothing and bought it, and an m42 lens adapter. I also picked up a mint Rolleicord Va to replace my beat up iii, and 12 rolls of Superia 800 to feed my Fujica, so dont think for a minute I am abandoning film. Shooting film only these 2 years has tought me a lot about what I want to shoot.. It will never leave my life. Canon 20D. 2004 and a screen the size of a postage stamp 😆 . P.s. this image is not edited outside of a small levels nudge and jpeg conversion. . . . . . #thinkverylittle #lekkerzine #impressmag #eos20d #olddigital #oftheafternoon #opendoorsgallery #hamont #juxtapoz #stopmagazine #iso1600 #canoneos #myfeatureshoot #subjectivelyobjective #minimallove #minimal_shot #picoftheday #artofvisuals #archivecollectivemag #digitalmedia #m42 #takumar #indoorsunset #agameoftones #photographyislife #wanderlust #justgoshoot
The cloud room // did you know the fluffiest (cumulus) clouds weigh about 1.1 million pounds? ☁️🤔☁️ #wndrmuseum
“It is difficult to speak of the night” — Jack Gilbert
It’s Sunday. The sun is shinning. Denim is 20% off with code—JEANS20— and Martinique is almost sold out. Annalise and Fete dresses size S + M or L Katherine top in stock.